Encuentra tu hipoteca con RASTREATOR

product_page_telephony[1]

¿Te apetece volar del nido ya y quieres comprarte tu propia casa? ¿Le has echado el ojo a la casa de tus sueños y quieres conseguir la mejor hipoteca para esta casa? Pues tranquilo porque te vamos a ayudar a que puedas comprar la casa de tus sueños y que encima te cueste lo menos posible.
Nosotros contamos con el mejor comparador de hipotecas rastreator en el que podrás comparar entre varios bancos distinto para conseguir la mejor hipoteca al mejor precio.
Pero no lo dudes ni un segundo más vamos a probar juntos el comparador, ya verás lo sencillo que es.
Lo primero que deberás de hacer es clicar en comparar hipotecas y te mostrará varias opciones que deberás de rellenar.
En principio deberás de poner es la finalidad que tiene la hipoteca que deseas contratar, y a continuación poner el precio de la casa de tus sueños.
Lo siguiente que deberás de poner es el dinero que tienes actualmente ahorrado para aportar a la hipoteca y gracias a este dinero, puede variar notablemente la cuota mensual que pagarás en un futuro por ella.
Ahora pones los ingresos que entran en tu casa mensualmente, y por supuesto tienes que poner si tienes algún que otro crédito.
Por ultimo deberás de poner la provincia de la que eres y tu email para poder mandarte más información.
Ahora te mostrará un listado en el que podrás ver cuáles son los bancos con los que cuentas para ayudarte con tu hipoteca. También podrás ver cuál será el que te cobrará más comisión y por supuesto el que menos comisión te cobrará.
No lo pienses dos veces, si lo que deseas es volar del nido debes de saber que aquí te enseñaremos cual es la mejor hipoteca según tus ingresos y gastos. Así que ya no tienes más escusas, es hora de independizarse y tener tu propio hogar.

Aquí podrás encontrar más información sobre Rastreator

 

Fuente

Hipoteca Open de Openbank

Openbank es el banco online de Santander, por lo que su seriedad está fuera de toda dura, y ofrece productos similares a los de su matriz, pero normalmente sin comisiones, algo que es común a todos los bancos que operan en exclusiva por la red.

Ahora mismo es una de las mejores hipotecas del mercado, ya que sólo te obliga a contratar un seguro de incendio para tu vivienda (algo a lo que obliga la ley), y lo mejor es que te deja que lo hagas con la compañía que quieras.

En cuanto a la vinculación con Openbank, te piden que domicilies tu nómina o pensión, que debe superar los 900€ mensuales, y además que también domicilies tres recibos mensuales, como pueden ser el de la luz, el del móvil y el de ADSL.

De esta forma, puedes contratar una hipoteca a Euribor+ 2%, cumpliendo los requisitos que hemos puesto más arriba y además siendo cliente del banco 6 meses antes de pedir tu hipoteca, unos requisitos que puede cumplir cualquiera, y que no son abusivos como los de otros bancos.

El diferencial se revisa todos los meses, y si incumples los requisitos te penalizan con un 0,50%, lo que no es nada si lo comparamos con el 2% o más con que se penaliza en otros bancos, aunque la verdad es que en Openbank es difícil no cumplir con los requisitos que te piden.

Se puede pedir hasta el 70% del valor de tasación y se puede pagar hasta a 30 años, siempre que cuando acabe el plazo no tengas más de 70 años, por lo que puedes contratarla con plazo de amortización de 30 años hasta que cumplas los 40.

Como nota negativa, tiene una comisión de apertura del 1%, pero ahora mismo es la mejor hipoteca de todo el mercado, tanto por el diferencial como por los requisitos para poder contratarla.

Fuente: http://calculodehipoteca.org/hipoteca-open-de-openbank/

¿Qué es la subrogación?

La subrogación es el cambio de hipoteca de un banco a otro, algo que ha sido frecuente hace unos años, y que ahora lo es menos debido a que las condiciones de las nuevas hipotecas con pésimas si las comparamos con las de hace unos años.

La subrogación se hace porque otro banco nos ofrece unas mejores condiciones en cuanto al interés, que al fin y al cabo lo que hace atractiva una hipoteca. De esta forma, si estamos pagando un Euribor+4% y otro banco nos ofrece un Euribor+3% nos pueden interesar la subrogación.

En los tiempos de la burbuja las subrogaciones estaban a la orden del día, ya que los bancos llegaron a hacer ofertas de Euribor+0,25%, con lo cual muchas personas se cambiaron para pagar menos.

Dicho así parece que es algo que se pueda hacer a menudo, pero la realidad es que sólo se hace una vez a lo largo del préstamo hipotecario, ya que cambiar la hipoteca no es como cambiar el ADSL, ya que tiene unos gastos.

Para subrogar la hipoteca hay que pagar al notario, al registro y a la gestoría. Por si es poco dinero, además también hay que pagar la comisión de subrogación del banco en el que estamos, por lo que el cambio puede suponernos más de 1.000€ si nuestra hipoteca está en la media, es decir, en unos 150.000€.

¿Qué se puede cambiar con la subrogación? En la subrogación sólo se puede cambiar el tipo de interés y el plazo de amortización, por lo que también es una solución si queremos ampliar el plazo y nuestro banco se niega.

No es un proceso sencillo, ya que requiere de mucho papeleo y de tiempo, y además sólo interesa si estamos en los primeros años de la hipoteca, ya que si no los gastos pueden hacer que cambio de hipoteca nos cueste dinero.

Pedir una hipoteca hoy

La crisis ha hecho que el número de hipotecas descienda de forma drástica. Por un lado, nadie tiene dinero para poder pagar una hipoteca, y por otro los bancos no las dan, y si lo hacen ponen unas condiciones tan malas, que no merece la pena.

Si vas a pedir una hipoteca, tienes que saber que los tiempos en los que los bancos se conformaban con la vivienda que ibas a comprar como garantía ya pasaron. Ahora no te van a dar la hipoteca a nos ser que tengas avalistas o algún bien con el que avalar.

Esto te lo digo por experiencia, ya que un amigo estuvo preguntando para comprar una segunda vivienda con su pareja. Entre los dos ingresaban algo más de 1.500€ y la hipoteca no pasaba de 80.000€. Para dársela le pedían un piso que mi amigo tiene en propiedad.

Además, los diferenciales son de escándalo. Si hace años la norma era conseguir diferenciales que bajaban del 1%, ahora lo normal es que todos pasen del 2%. Por si el diferencial fuese poco, para poder tenerlo tenemos que contratar un montón de productos del banco.

Esto hace que aunque el diferencial sea “bajo”, al final estemos pagando casi lo mismo que si el diferencial fuese alto, ya que hay que hacer frente a los recibos de los seguros, a las aportaciones del plan de pensiones o a los gastos con la tarjeta.

Si por cualquier causa, no podemos asumir alguno de estos gastos, el diferencial sube y la cuota de la hipoteca también, con lo cual podemos vernos inmersos en una espiral que termine con el impago de varios recibos.

¿Firmaría una hipoteca hoy? No, a no ser que tuviese unos ingresos altos y muy seguros, o que la casa que compre esté a un precio tan bajo que en caso de problemas pudiese venderla de inmediato y liquidar la hipoteca.